FIAR 2019, el Balance.

La Feria Internacional de la Alimentación de Rosario (FIAR) 2019, Edición 20 años, volvió a consolidar su liderazgo entre las ferias del sector a nivel nacional e internacional. Las rondas de negocios fueron el plato fuerte. “La fortaleza de esta feria son nuestros empresarios”, dijo el gobernador Miguel Lifschitz durante una recorrida.

Más de 400 expositores, 650 encuentros de negocios internacionales y casi 3.000 reuniones con compradores locales, mostraron que FIAR se posiciona como una plataforma que le permite a las empresas de la región potenciarse y crecer, tanto en el mercado interno como internacional.

Durante la última jornada, el gobernador Miguel Lifschitz y la intendenta Mónica Fein recorrieron la feria junto al presidente de la Asociación Empresaria de Rosario (AER) y encargado de FIAR, Ricardo Diab, la ministra de Producción de Santa Fe, Alicia Ciciliani, el secretario de la Producción, Empleo y la Innovación de Rosario, Germán Giró, además de funcionarios locales y provinciales.

“La fortaleza de esta feria son nuestros propios empresarios”, expresó el gobernador tras recorrer distintos stands y dialogar con los expositores. “Fue una gran convocatoria que tiene a los mejores representantes de la industria de alimentos de la región y nos enorgullece que estén aquí sobre todo en este momento de crisis tan importante que está atravesando la industria en el país”.

Resaltó en este sentido, el acompañamiento que viene haciendo el Estado provincial, poniendo a disposición del sector herramientas “para enfrentar la macroeconomía negativa”, como “financiamiento con tasas subsidiadas, inversión, parques industriales y la internacionalización de las pymes a través de la Agencia Santa Fe Global”.

En tanto, la intendenta Fein hizo un balance positivo, “fue una de las mejores FIAR, en un momento muy complejo”, y destacó la estética y el nivel de los stands y las rondas de negocios. Además, la intendenta dijo que el éxito de FIAR también posiciona a Rosario como referente del sector. “La ciudad tiene el 30% de sus industrias relacionadas al rubro alimenticio, entre producción de alimentos y maquinaria y refrigeración, y eso demuestra su potencia”, concluyó.

“Estamos más que satisfechos, se cumplieron todos los objetivos”, sintetizó, Ricardo Diab. “La estética de la feria fue la mejor de todos los tiempos, la calidad de los stand muy buena, las rondas de negocios altamente satisfactorias y hubo una gran la cantidad de visitas de profesionales a los stand. Esto nos permite señalar que se logró el objetivo planteado y mucho más teniendo en cuenta el contexto de crisis en que se desarrolló”.

 

Fuente: Maximiliano Nielsen - anforaconsultora@gmail.com